Trastornos de alimentación

Más allá de no comer, comer de más o tener un cuerpo diez, los trastornos de la conducta alimentaria nos hablan de traumas profundos relacionados con el self.

trastornos conducta alimentariaCada vez más son conocidos los síntomas relacionados con los diferentes trastornos de la conducta alimentaria; anorexia, bulimia y trastorno por atracón. Algunas de las siguientes señales de alerta nos pueden informar que un trastorno de este tipo, o el inicio del mismo puede estar sucediendo a cualquier persona de nuestro entorno.

Señales de alerta
- Comer compulsivamente o no comer ya sea en casa o en los eventos sociales
 - Aumento de actividad física excesiva
- Alteraciones en el peso
- Visitas recurrentes al lavabo después de las ingestas
- Cambio de la alimentación hacia comida saludable desde la rigidez
- Ingesta de alimentos altamente calóricos
- Sensación de pérdida de control
- Impulsividad
- Alteración de la imagen corporal
- Comer no es un acto placentero sino un acto que llena el vacío y calma la angustia
- Aislamiento social que aparece progresivamente

Pero esta es solo la parte visible de un problema que va en aumento en nuestra sociedad. Influencias culturales y sociales en los estándares de los ideales de belleza provocan una preocupación excesiva por la imagen corporal. Pero ¿qué es lo que hay más allá de estos factores?

Los trastornos de la conducta alimentaria son a menudo la expresión de traumas en el desarrollo de las personas que los sufren. Podemos observar muchas personas con antecedentes de diferentes tipos de abuso, como puede ser escolar, familiar, de maltrato. También dificultades cuando se estaba desarrollando y construyendo la autoestima, el propio valor, la relación con los demás, la adaptación social. El cuerpo y la comida se convierten entonces en un mecanismo ilusorio de control de uno mismo y de las relaciones con los demás, pero es a la vez una trampa porque solo es el reflejo de todo aquello que no va bien en el concepto de uno mismo, entonces, nunca es suficiente, nunca es suficiente el peso ni la comida. Algunos autores lo vinculan con problemas en las etapas de desarrollo comprendidas entre los 0-18 meses de vida, sobre todo en la fase oral del desarrollo. A veces este tipo de trastornos se relacionan con problemas en el desarrollo psicosexual, por lo tanto son una herramienta que impide crecer a quien lo sufre.

¿CÓMO TRATAMOS ESTE TIPO DE TRASTORNOS?

En el tratamiento de trastornos de la conducta alimentaria es fundamental conseguir la regulación de los hábitos alimentarios así como trabajar en el auto concepto de uno mismo. Para lograrlo es necesario construir una nueva relación con el cuerpo y la comida, aprendiendo a tomar conciencia de las propias señales corporales, físicas emocionales y mentales.

En el tratamiento podemos trabajar con:

Terapia individual especializada
Terapia grupal especializada
Con técnicas como el EMDR

Si deseas más información sobre nuestros servicios y deseas que te llamemos, rellena el formulario y nos pondremos en contacto