Mindfulness Infantil

Permite a los más pequeños vivir en coherencia con su naturaleza: Viviendo y disfrutando en el presente.
¿Alguna vez has notado que le dices más veces a tu hijo/a las palabras “date prisa” que “Te quiero”? ¿Has notado que a tu hijo/a le cuesta relajarse? ¿Acabas agotado/a intentando ayudar a tu hijo/a a que se duerma? ¿Has observado que le cuesta mucho concentrarse o estar atento en una sola cosa? Mindfulness os brinda la oportunidad de calmar cuerpo y mente y disfrutar del aquí y el ahora. Trata de una técnica revolucionaria que invita a atender y gestionar vuestro mundo emocional, así como a vivir cada experiencia del día como si fuera la única.
mindfulness infantil juvenil
La palabra “Mindfulness” ha sido traducida al español como Atención Plena; significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente; sin
juzgarla
. Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente, sin anclar nuestros pensamientos en ocurrencias pasadas, o estar absortos en lo que podría pasar en el futuro. Nos permite darnos cuenta de qué pensamos y qué sentimos.

Cuando los niños/as están realmente presente en las situaciones de su vida, es cuando empiezan a ser capacees de observar la realidad y a percibir sus emociones como la ira, la ansiedad, el miedo antes de verse arrastrados/as por ellas. De este modo aprenden a actuar en lugar de reaccionar, ya que se dan cuenta de que tienen una elección ante esa situación con carga emocional.

Una de las ventajas más importantes de la práctica del mindfulness es que da al que lo practica la capacidad de liberarse de los automatismos, del juicio negativo; el pensamiento rumiativo y la autocrítica constante. Pudiendo crear en los más pequeños más sensación de capacidad y confianza en ellos mismos.

Otra de las ventajas, es que la práctica de Mindfulness puede realizarse mediante juegos y actividades realmente divertidas para los más pequeños. Que permiten convertir momentos cotidianos e incluso aburridos en actividades placenteras en familia.

Somos por lo tanto mucho más pacientes, productivos y nos acercamos más al mundo interior de nuestros hijos y permitimos que ellos se acerquen al nuestro. Pues no dejamos que los problemas ajenos a nuestros hijos nos dominen en situaciones en las que ellos se merecen disfrutar del presente sin recibir emociones relacionadas con aspectos pasados o futuros. De este modo, ellos copiarán el modelo de sus máximos referentes de estar en el aquí y el ahora y adquirirán habilidades para dirigir su atención de un modo emocionalmente más saludable.

Mejora: La atención, la concentración y la alerta, el pensamiento rumiativo o circular, las conductas automáticas, la crítica y la autocrítica, la impulsividad, la solución de problemas, la toma de decisiones, la creatividad y la resistencia y tolerancia emocional; entre otros.

Si deseas más información sobre nuestros servicios y deseas que te llamemos, rellena el formulario y nos pondremos en contacto