Terapia Dialéctico Conductual (TDC o DBT)

terapia dialectico conductualLinehan desarrolla a principios de los 90 la llamada terapia Dialectico Conductual (TDC o DBT en inglés), un tratamiento de base cognitivo conductual especialmente diseñado para el tratamiento del TLP (Trastorno límite de la personalidad)

La TDC supone una importante innovación respecto a las terapias existentes hasta la fecha, La Terapia Dialectico Conductual de Linehan es la que cuenta con más datos que avalan su eficacia clínica positiva, especialmente para mejorar las conductas autolíticas, suicidas o la inestabilidad afectiva.

La terapia dialéctica conductual se basa en pendular entre en estrategias de validación y solución de problemas. Dependiendo de las necesidades del paciente se procede al entrenamiento en habilidades (de toma de conciencia, de regulación emocional, de tolerancia al malestar y de habilidades sociales). Además se incluyen todo tipo de técnicas terapéuticas cognitivo conductuales, podemos encontrar componentes como exposición, entrenamiento en solución de problemas, formación de habilidades, gestión de la contingencia y modificación cognitiva.

El estilo de esta terapia se centra en la combinación de estas estrategias con una validación del paciente y la implementación de un programa estructurado de entrenamiento en habilidades, construyendo la relación terapéutica como base del tratamiento.

Los pacientes con TLP (Trastorno Límite de la Personalidad) son grandes evitadores emocionales. Una persona que se maneja mal con las emociones evitará todas las situaciones emocionales porque la ahogan. Es por ello por lo que en el tratamiento hacemos tanto hincapié en la regulación y la correcta expresión de las emociones.

Lo que vamos a intentar es aplicar la concepción dialéctica, en la que entre la tesis y la antítesis está la síntesis. La dialéctica se da cuándo entre dos realidades hay algo. El TLP es muy poco dialéctico, va de un extremo a otro. Vamos a generar una actitud terapéutica de aceptación y cambio.

La DBT es una terapia multicomponente dónde destacamos:

     ■ Terapia Individual
     ■ Entrenamiento en Habilidades (puede ser grupal o de igual forma individual)
     ■ Consulta telefónica en casos de urgencia
     ■ Farmacoterapia si es necesario

Se trata de una terapia muy estructurada que trata de establecer metas y de orientar al paciente hacia la terapia (García Palacios, 2004). Consiste en sesiones individuales semanales más un entrenamiento en habilidades grupal.

La estructura del tratamiento es la siguiente:

Fase 1
Reducción de conductas suicidas, reducción de conductas que interfieren en la terapia, reducción de conductas que interfieren en la calidad de vida, incremento de habilidades comportamentales.

Fase 2
Tratamiento del estrés postraumático, la dificultad en la elaboración de acontecimientos traumáticos o pérdidas.

Fase 3
Incrementar el respeto por uno mismo y logro de metas individuales.

La terapia contempla sesiones clínicas de recomendación y supervisión de los miembros del equipo terapéutico, además de llamadas telefónicas de urgencia como recurso para reducir el riesgo suicida y tratamientos auxiliares